Ayudas a vehículos propulsados por energías alternativas

A entrado en vigor el Plan Movea y la extensión del Plan PIVE 8 hasta el 31 de julio de 2016, este plan consiste en ayudas a vehículos propulsados por energías alternativas, publicado en  Boletín Oficial del Estado.

El Plan Movea tendrá una dotación de unos 16,6 millones de euros, concederá ayudas a vehículos propulsados por energías alternativas y para la implantación de puntos de recarga eléctricos y  el Plan PIVE 8 tendrá una dotación de 225 millones de euros.

La octava edición del PIVE ha supuesto una reducción de 500 euros de la ayuda directa, hasta los 1.500 euros, salvo para familias numerosas y personas con discapacidad de movilidad reducida, cuyo incentivo se mantiene en 3.000 euros.

El objetivo de estos programas  es sustituir un total de 1.185.000 vehículos antiguos por las mismas unidades de vehículos nuevos, suponiendo unos ahorros anuales de 412 millones de litros de combustible, evitando la importación de 2.628.687 barriles de petróleo al año, y la reducción de la emisión de 850.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Plan Movea y la extensión del Plan PIVE 8 hasta julio de 2016También hay que destacar que gracias al plan PIVE, la producción ha aumentado hasta los 2,6 millones de unidades previstas para este año, situando a España como octavo productor mundial de turismos, desde los 1,9 millones en 2012, y ha permitido la atracción de nuevas inversiones y la asignación de nuevos modelos a las plantas españolas, con 22 nuevos modelos asignados desde el año 2012.

Las ayudas destinadas al  Plan Movea, podrán utilizarse para la adquisición directa o a través de ‘leasing’ o ‘renting’ de vehículos nuevos o de seis meses de antigüedad si son eléctricos, que utilicen para su propulsión electricidad, gas licuado del petróleo, gas natural comprimido o licuado o pila de hidrógeno. La cantidad de la ayuda se determinará en  función de la categoría del vehículo, el tipo de combustible utilizado, de su masa máxima autorizada y de su autonomía en el caso de los exclusivamente eléctricos. La más baja, de 200 euros, será para bicicletas.

También se subvencionarán las instalaciones, los cableados y los dispositivos necesarios para la puesta en servicio de un sistema de recarga rápido o semirrápido de baterías de vehículos eléctricos en zonas de acceso público.

Con esta iniciativa lo que se pretende es que todos los vehículos de antigüedad anterior a 2009 desaparezcan, y así ayudar al medio ambiente, ya que los nuevos automóviles contaminan menos.

Las solicitudes se podrán realizar a partir del 1 de enero y hasta el 15 de octubre de 2016, aunque se podrán apoyar también las adquisiciones de vehículos realizadas en 2015.

 

Publicidad

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *