5 productos financieros para crear empresa

En esta ocasión hablaremos de los 5 productos financieros para crear empresa más importantes que actualmente se encuentran disponibles para emprendedores y que pueden convertirse en una solución efectiva a la carencia de financiación de aquellas personas que cuentan con interesantes proyectos empresariales a desarrollar:

1)      Lease-back y Rent-back: Estos dos productos financieros para crear empresa se fundamentan en la transferencia de bienes o servicios a una entidad bancaria a cambio de una suma de dinero determinada y luego arrendarlos o alquilarlos de nuevo. En la primera opción, tenemos la oportunidad de comprar, en la segunda ya no es posible. Estos dos productos representan ventajas importantes para los emprendedores puesto que les permite tener liquidez, alivian su capacidad para endeudarse y liberan de todo tipo de gravamen tanto a las cuotas de rent-back como a las de lease-back. La gran desventaja es que perderíamos el activo.

2)      Préstamos: De acuerdo a un estudio conducido por el SMEs (Survey on the access to finance of small and medium-sized enterprises), las necesidades de préstamos en Europa sufrieron un incremento del 5% para las pymes. La cantidad de pymes que solicitaron un préstamo bancario ascendió al 25% y, en el caso español, llegaron al 27%, convirtiendo a los préstamos en uno de los productos financieros para crear empresa con mayor demanda en la península. Los intereses de los préstamos pyeden variar ostensiblemente de una entidad a otra, además, dependen también de otros factores como las condiciones y garantías de cada solicitante, entre otros.

3)      Préstamos subvencionados: En esta categoría entran los préstamos subvencionados por el ICO (Instituto de Crédito Oficial), los cuales pueden tramitarse a través de las diversas entidades de crédito. En este 2014, los productos financieros para crear empresa se encuentran agrupados en el epígrafe de Línea ICO Empresas y Emprendedores 2014. 

creditos financieros4)      Renting: El renting, como su nombre lo sugiere, es un alquiler de obligatorio cumplimiento que tiene un plazo y cuota fija sin opción de compra, además, incluye una variedad de servicios cuyo fin es garantizar el adecuado funcionamiento y disfrute del bien, además, sus cuotas son deducibles. Por lo general, se contabiliza dentro de la cuota de gastos de las empresas, lo que beneficia el balance de los resultados. Es importante tener en cuenta que los bienes en renting no integran el inmovilizado, por lo tanto, no incrementan el activo, no altera el nivel de endeudamiento, entre otros. Sin embargo, los gastos de tramitación de los bienes son bastante elevados.

5)      Microcréditos: Por último, encontramos los microcréditos, que son básicamente préstamos a menor escala que se otorgan a colectivos que por su naturaleza profesional o social tienen mayor dificultad de acceder a otros productos financieros para crear empresa. Las cantidades de estos microcréditos están generalmente entre los 15.000 a los 20.000 euros, sin embargo, en determinados casos pueden ascender hasta los 50.000 euros. El interés de estos “pequeños créditos” es menor al que normalmente se utiliza en préstamos a largo plazo para proyectos empresariales que está por los lados del 4%, además poseen amplios períodos de carencia con una media de 6 meses, condiciones que indudablemente facilitan enormemente el inicio de la actividad empresarial a los emprendedores.

Publicidad

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *